02/04/2017

COPAS ROTAS EN EL SALÓN

Valladolid, 31 de marzo de 2017.
Empieza el concierto:

La luna aaaaa, se refleja en el agua. Mientras nadamos en la oscuridad…
Automáticamente me traslado al año 1989.

Me veo en la Plaza Mayor de Valladolid.
Todavía soy un adolescente recién llegado a esa época llena de testosterona y feromonas, pero esa noche tengo permiso para ir a un concierto que va a acabar más tarde de la hora a la que tengo permiso.
Modestia Aparte es para mí lo que pueden ser cualquiera de los grupos de moda que hay ahora mismo para cualquier joven. No me lo puedo perder.
Me sé las letras; voy con ganas; y además estaré al lado de la chica que me gusta, y a la que le podré cantar las canciones que, a pesar de no estar compuestas por mí, dicen perfectamente lo que pienso.
Qué más puedo pedir!!

El pelo rubio, echado siempre hace atrás. Es la isla sumergida de antaño…

 

No sé por qué, pero últimamente vivo en la nostalgia. Anoche fue una nueva prueba de ello.
Y la verdad es que no tengo problema dado la satisfacción que me produce.
De hecho, éramos unos 800 los nostálgicos que estábamos en el LAVA bailando y cantando canciones cuya antigüedad pasaba de 20 años la más nueva.

Me gusta formar parte del baby boom español, porque eso significa que las empresas van a seguir apostando por tenernos felices, dado que somos un caramelo demasiado goloso para las marcas, y van a seguir haciendo eventos a nuestra medida. De hecho, hasta hemos dejado de ser cuarentones para pasar a ser cuarentañeros!!
Y si encima todavía están los ánimos para salir y el cuerpo aguanta medianamente –aunque con sus inevitables achaques, porque por más seamos jóvenes de espíritu, el cuerpo lo seguimos teniendo de 40–, dado que hay planes de mañana, de tarde, de noche o de madrugada, pues habrá que aprovecharlo!!

Disponemos de vermuti, de café torero, de afterwork, de pincho y caña, de cena y copa, de salir de copas, de mañaneo… No será porque la oferta no cubra perfectamente toda la demanda habida y por haber.
Así que con tener ganas, y buscarte un buen aliado, tienes el 50% del plan hecho.
Gafas de sol, jersey al hombro, cartera, y a la calle, que para eso es mía, que decía Manuel Fraga.

Porque bien está vivir en la nostalgia, pero no se puede vivir siempre de recuerdos pasados. Hay que acumular nuevas andanzas –cual Quijote– y vivir nuevas experiencias, que el saber no ocupa lugar. Y para muestra un botón; el plan del viernes empezó a eso de las 6 de la tarde, que para eso estamos en primavera, y acabó a eso de las 6 de la mañana, que para eso estamos en primavera también.

 

Besos para ellas y un abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

 

P.D.: Señor Guerrero, brindemos por muchos eventos como el del viernes. En palabras de Los Rodríguez, ¡¡Salud!!

(Visited 117 times, 1 visits today)
NO SABRÍA VIVIR UNA CHARADA
VIAJANDO DESDE LA VENTANA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *