¡Me encantan las mujeres con boina!

Siempre que pienso en ellas, me vienen a la cabeza cuatro ejemplos que el cine se encargó de marcar con tinta indeleble en mi cerebelo; y esas no son otras que Maureen O’Hara en “El hombre tranquilo“, Faye Dunaway en “Bonnie & Clyde“, Kristin Scott Thomas en “Cuatro bodas y un funeral“, y Julia Roberts en “Notting Hill“.
Seguro que hay muchos más ejemplos (ahora mismo me quieren sonar Courteney  Cox en Friends, en aquel episodio en que cuidan de un desconocido que está en coma, o Rooney Mara en “La Red Social“, aunque esta última usa más bien un gorro de lana XL, que también me encanta), pero son ellas cuatro las que marcan la pauta a mi memoria.

Me parecen de lo más elegante.
Creo que una mujer con cualquier tipo de sombrero tiene algo especial per se, pero si ya es con boina… Fetén, que se dice ahora, 80 años después de que la usase Jardiel Poncela.
Es un complemento de distinción, porque para empezar, creo que no cualquiera se atreve a lucirla, y mucho menos, con estilo. Es de esas prendas que puede conseguir que una mujer marque la diferencia y que le haga única en un momento determinado.

Además, en la tierra de donde yo vengo y en la que vivo, nunca se echará de más durante los 7 meses que van desde octubre a abril, y como no toda la ropa abriga lo que debería dado que a veces los rotos de los pantalones hacen que se ponga la piel de gallina (¿Verdad, eLe?), si consigues tener la cabeza y los pies calientes, has ganado una parte importante de la batalla a las bajas temperaturas.

Y luego me preguntan que por qué me apasiona el frío y no el calor. Pues para ver mujeres con boina!!
Sabéis que me gusta mucho más la vestimenta femenina de invierno que la de verano, contradiciendo muy mucho el gran parecer del resto de hombres que pueblan el mundo, que cuanta menos tela, mejor.
No sé, seré raro para eso, qué le voy a hacer… pero es así!!
Me parece mucho más atractiva la mujer discreta que la llamativa, la que sabe conquistar sin necesidad de enseñar al mundo lo bien que la hizo Dios.

Recapitulando: me gustan con perlitas, boina, bufanda extragrande, calzas, abrigo largo… No estoy seguro de si busco una mujer o un muestrario de prendas de invierno. El tiempo lo dirá!!
Mientras tanto, seguiré escribiendo cosas de estas sobre mi mujer ideal que tanto me gusta relatar, porque mientras lo hago, me formo una imagen de ella en mi cabeza. Y lo mejor es cuando a veces esa imagen tiene cara, como hoy.

 

Besos para ellas y una abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

(Visited 269 times)
PORQUE ERA INDIE
EL PRECIO DE LA VANGUARDIA