27/12/2015

¿CUÁNDO LLEGA “FELIZ AÑO NUEVO”?

Hasta qué día hay que felicitar la Navidad y empezar a felicitar el Año nuevo??
Esta es una duda del estilo de la de en qué momento hay que darse la vuelta cuando estás paseando por la orilla en la playa.
La verdad es que a mí, con lo que me gusta la Navidad, no me importaría estar felicitándola hasta el año siguiente –al estilo del gran Chejo (aka Janchito) que siempre te saluda con un “Feliz año” independientemente de la fecha que sea–, pero entiendo que así perdería su magia.
Habría que marcar una fecha fija de fin, al igual que para empezarla usamos la Lotería de Navidad o la llegada de los polvorones el Toro a casa.
Es que sino, hay unos días en los que se produce un ligero descontrol y se solapan las felicitaciones de una y otra cosa, y eso podría llevarnos a crear una brecha en el continuo espacio-tiempo, y no querríamos eso, ¿verdad McFLy? ¿Verdad?.
Yo propongo que la fecha elegida la marcase la emisión de un clásico navideño en forma de película, pero que no fuese Love Actually o Qué bello es vivir.
Y es que hay otros outsiders televisivos que cada año llegan a nuestras pantallas casi sin darnos cuentas, y que son citas ineludibles del tiempo navideño.
Como diría el joven Sherlock, “Comienza el juego!!”.
(Y ésta podría ser una de esas pelis típicas de estos días. Porque quién no ha visto El secreto de la Pirámide por Navidad??)
Por supuesto otro gran clásico es la defensa que del Nakatomi Plaza hace el teniente McLane al grito de “Yipi ka yei, hijo de puta” en La jungla de cristal.
Qué arte, qué maestría, qué mala leche se gasta el tío, ante todo un grupo terrorista internacional con sólo una Beretta M92F, y descalzo!!
Además, dado que la trama corre en Nochebuena, pues mejor que mejor.
Os imaginais la pareja que podrían haber hecho el Teniente Maclaine y Martin Riggs, también conocido como Arma Letal??
Porque sí, Arma Letal es otra de esas películas outsiders, que transcurren entre árboles de navidad, más disparos de Beretta y guitarrazos de Eric Clapton y Jingle Bells Rocks
Tenemos también una serie de ellas que por transcurrir, como las anteriores, en Navidad, les vienen que ni al pelo a los programadores de parrillas televisivas.
Los Gremlins, Los fantasmas atacan al jefe, Solo en casa, The Holiday o las clásicas Las campanas de Santa María, De ilusión también se vive o Navidades blancas –que es la que siempre nos ponía mi padre en casa para dar el pistoletazo de salida  a la festividad del nacimiento del Señor–, serían alguna de ellas.
Y por supuesto “Cheeeeeencho, Cheeeeencho!!”. Nunca un corazón estuvo más encogido que el de todo aquel que la estuviese viendo mientras el pequeño de La Gran Familia está desaparecido por las calles de Madrid.
Permitidme que incluya una que para mí tiene un significado especial, y que siempre recuerdo que vi una Nochebuena, esperando que llegasen mis primos de Madrid a casa para cenar (a los que desde aquí mando un fortísimo abrazo y todo mi cariño), y que no es otra que Un mundo de fantasía.
Sí, sí, la de la fábrica de Willy Wonka, interpretada por Gene Wilder, y con ese entrañable doblaje en castellano neutro que se hacía en hispanoamérica, y que nos llegó en tantas y tantas películas y dibujos animados, allá por los ’70.
Sé que la lista sería interminable, y que cada uno tiene las suyas propias, como en todas las ocasiones en que de una manera u otra listo algo en el post, aunque bueno, como nunca conseguiríamos consenso, si hubiese que elegir una, aunque sea la típica, sin duda sería esa que empieza con “Siempre que me siento pesimista por cómo está el mundo, pienso en la puerta de llegadas del aeropuerto de Heathrow…”
Besos para ellas y un abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

(Visited 15 times, 1 visits today)
DAREMOS PALMAS AL COMPÁS
ANIVERSARIO TRAS ANIVERSARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *