EL DÍA QUE MURIÓ LA MÚSICA

EL DÍA QUE MURIÓ LA MÚSICA

EL DÍA QUE MURIÓ LA MÚSICA


Si alguien, algún día, me pide “la de Shakira”, encantado pondré “Pies descalzos”, “Si te vas”, “Inevitable”, o incluso “La bicicleta”, pero no esperéis que pase por donde no quiero.

Primero, porque es una aberración musical. Y segundo porque creo que lo único que conseguiría sería emborronar mi percepción de la artista que compuso “Antología”. Y no tengo intención de hacer eso.
Quiero –sí, quiero– demasiado a esta canción, entre otras, como para crear una imagen deformada de su autora por culpa de una circunstancia más cercana a la porquería de prensa amarilla que envuelve el mundo ahora mismo que a la música.
Vale que ella siempre ha escrito sobre sus sentimientos, y ésta no sería más que otra de esas veces. Pero ese poso de rencor provocado por un cretino ha hecho que se le haya ido de las manos lo que ha querido expresar. Y, para mi gusto, también se le ha ido de las manos el cómo lo ha hecho.
Así que flaco favor se le hace a ella dando importancia a un error compositivo como éste. ¿La has publicado? Vale, no hay vuelta a atrás. Pero no la convirtamos en la canción más escuchada de su discografía, en vez de mandarla directamente al olvido, que es donde debe estar,

Después de muchos años buscando sensacionalismo en todos los ámbitos de la sociedad, ahora escuchamos canciones por la mierda que sueltan más que por la calidad de las mismas. Lo hemos conseguido. ¡Por fin hemos embarrado todo!
Tras todas las cosas que nos hemos ido cargando sin visos de recuperación, ahora también nos queremos cargar la música. Muy bien. ¡Bravo!

Y es que la música ha pasado a ser otra cosa. No sé el qué, pero otra cosa. Ya no es un increíble vehículo para sentir y disfrutar. Recordar. Amar.
Ahora, la mayoría de las veces, sólo la queremos como un excitante más en esta vida absurdamente rápida de usar y tirar que vivimos. Una canción, otra canción. Otra y otra… ¡Ponme algo más animado!
Da igual lo que pongas con tal que segregue endorfinas instantáneas. Quiero “fast música” cocinada por “fast músicos”. Porque “Yo a los bares voy a divertirme”.
Claro, no como yo que voy a clavarme alfileres en las plantas de los pies.

Por todo esto, y por la prioridad de no caer en tentación, me ha dado por escuchar todas las canciones de Shakira que escuché hasta agotar las pilas del walkman primero, y del discman después, menos esa.
Y es que esos “60 de cintura” llevan conmigo desde mi juventud. Sus canciones, las que también son mías –nuestras–, siguen sonando igual de bonitas que antes. Y, porque no decirlo, muchas veces ininteligibles.
Pero es que ahí está la magia. No hace falta saber lo que dicen exactamente, para sentir lo que quieren expresar.

Así que, por favor, no convirtamos la música en una piedra más que podernos lanzar, y usar para alimentar la ponzoña que corre por las venas de algunos, y que hace que funcionen sus oscuros corazones. Que no sea un motivo más de enfrentamiento, como si no tuviésemos pocos hoy en día.
La música, como bien cantó Don McLean, ya murió una vez. No hace falta que muera de nuevo.

 

Besos para ellas y un abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

(Visto 232 veces)

Comparte este post

Comments (3)

  • Eva Reply

    Te dejo mi comentario aquí, que Fcb a veces es un nido de foco de discusión a veces…

    Creo que el problema no es la letra ni la música… sino la gente, que está muuuuuy cansina y se dedica a hablar de ella y del otro como si los conociesen y estuviesen en su casa. (En general se dedican a hablar y a opinar de todo el mundo). Y se preocupan de sus hijos, cuando lo más seguro es que ni se preocupen de lo que hacen en su propia vida. Si es que la tienen… Así que es la combinación perfecta para un circo.

    Ya Shakira le dedica “Lo que más” a su anterior ex. Pero claro… era sutil y no era Piqué. Y en este disco ya le llama de todo en “Te felicito”, pero como fue mucho menos directa, pues no se montó tanto lío. Si Sharika no estuviese con Piqué, pues no tendría mucha importancia. Pero es que además ya hemos oído hablar de sus morritos y de que si pasea en bicicleta no se dónde, ya no querrá volver a BCN… Así que lo suyo era que al acabar, le dedicase la despedida. Y ha sido por todo lo alto. Lo que sí que espero es que se haya quedado a gusto, que pare ya y haga otras cosas.

    Ayer me vi un video del coautor de la canción y (aunque me costó enterarme de qué hablaban porque el pipiolo de 26 años no paraba de comer y el que le entrevistaba estaba demasiado entusiasmado) explicaba el proceso al escribirla. Y según contaba, la escribieron cuando aún no estaban ni separados así que imagino que la rabia le correría por las venas. Y la letra no es solo de ella, que conste. Oye, cada uno lleva el despecho como le salga de donde sea. Y si encima va, se lo lleva por delante y se forra… pues encantada de la vida que estará.

    Yo cuando oí la canción, me descojoné viva. Superó las expectativas. Primero porque me pasé un día entero tarareándola de lo pegadiza que es y luego porque no me podía creer los ovarios para hacer esto, jugársela y sacarle encima beneficio. Shakira es una reina y se la debe sudar todo bastante a estas alturas de su carrera. Supongo.

    En nuestra época lo que se llevaba era cantar: “que te den” de Amparanoia, a veces en general (y muchas veces a particulares, jejeje). Lo que pasa que en aquel momento, ni el Trap ni el trop, no estaba en nuestras vidas.

    En cuanto a la letra, coge alguna de Eminem;

    My mom loved Valium and lots of drugs
    That’s why I am like I am ’cause I’m like her
    Because my mom loved Valium and lots of drugs
    That’s why I’m on what I’m on ’cause I’m my mom

    O de Kanye West:

    feel like me and Taylor might still have sex
    Why? I made that bitch famous (Goddamn)
    I made that bitch famous
    For all the girls that got dick from Kanye West

    Que cágate lorito la forma de soltar caquita por la boca es de traca… 😀

    O el Wrecking Ball y la nueva de Miley que sabemos a quién se las dedica (aunque es que no sé en qué palabra puede salir Hemsworth… “Me tienes hasta los Hemsworth”?

    En fin. Que no te rayes demasiado, que la música siempre termina para una generación y otra nueva hace sus mierdas 😉 Como cuando a mi me gustaban los Hombres G y mi padre me decía que qué mierda de música era esa. 🙂

    Yo me quedaré con las mismas que tu de Shakira, que estarán ahí siempre. Y esta… pues ya veremos el recorrido que tiene. Todavía le queda carrera por delante y, con lo versátil que es, espero que busque nuevas formas de hacer música. La que nos gusta.

    Un besote y perdón por usar tu blog para desahogarme y espero que no te sal-pique! jejejej. Es que estoy hasta los Hemsworth del tema ya!!!! 😀

    18/01/2023 at 1:46 am
    • Paty Varela Reply

      Te has quedado a gustico, eh!!!
      Así me gusta, que uses este espacio de esparcimiento literario para dar rienda suelta a tus pensamientos en vez de las redes sociales estándar. Que se fastidie Zuckerberg!!
      Con respecto a lo que dices, 100% de acuerdo. La culpa es en gran parte de la gente. Quieren carnaza a toda costa para no pensar en su aburridas vidas.
      Un besazo, Evita!!!

      18/01/2023 at 1:55 am
  • Eva Reply

    Me pillaste ayer con insomnio… jajajajaja. Y con ganas de opinar, que me guardo la mitad de las cosas por no entrar en líos. No quiero dramas! Y la red social de Montaña de azúcar, a veces se pone intensita! Lo malo que me puse a escribir y cuando le di a enviar, vi el pedazo de tocho que había enviado y aquí no hay opción de eliminarlo, jejeje.

    Liebe Grüße desde Deutschland y no me hagas caso y ráyate lo que quieras, si con ello te siguen saliendo super artículos! 😀

    18/01/2023 at 1:29 pm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS COLUMNAS