Los que tendemos a escribir del pesado pasado, estamos siempre recordando (es lo que tiene hablar de un tiempo pretérito). Y a mí me acaba de venir a la cabeza aquella época en la que usábamos llaveros para las llaves –en un claro ejemplo de dificultarnos la vida, dado que no hay nada más incómodo que llevar cosas grandes en los bolsillos–.
Y no me refiero a llaveros con el escudo del Madrid, o los del Monte de Piedad que adornaban las llaves de cualquier padre, sino a auténticos colosos dentro del mundo de los llaveros. A cosas como aquellos flotadores de Mistral, los Castellanos en miniatura, o las siempre de moda Converse All Star.
Esos sí eran llaveros, ciertamente inútiles, porque sino dime tú para qué ibas a querer un flotador para las llaves de casa. SI te estás ahogando, en lo último que piensas es en recuperar unas llaves.

Pero es lo que había, y las modas son así de caprichosas; y aunque la utilidad sea más que dudosa, la visibilidad es lo más importante. Las tendencias guían muchas veces a las personas, y no siempre hacía la comodidad.
Las corrientes pocas veces llevan hacia la playa sino que te lanza mar adentro.

Por eso, ahora que estamos en época estival (si el tiempo por fin lo permite), estoy esperando ansioso el relevo del cilindro hermético para guardar monedas, el cual todavía estoy seguro que descansa plácidamente en el almacén de algún colmao, esperando a salir a jugar algún partido de regional en manos de algún caprichoso al que le parece de gran idea volver a ser usado para hacer pareja en la delantera con el antes mencionado llavero flotador, o con aquella cinta del pelo con sombrilla.
Porque si la raza humana fuese siempre racional la vida sería aburrida, y estoy seguro que alguna mente inquieta tiene en mente algún nuevo artilugio que revolucione las tiendas de Todo a 100 y los puestos de venta ambulante en cualquiera de las muchas playas que hay en España.

 

Besos para ellas y un abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

P.D.: dado que en verano estamos todos más ocupados que durante el resto del año, a pesar de tener más tiempo, hoy he escrito algo aún más corto, si cabe, que no quiero ser el culpable de que lleguéis tarde a saber qué evento.

(Visited 105 times)
MIS ¿31? CANCIONES
LA PÉRGOLA