Esta mañana he sido testigo de un nuevo sistema de radar que ríete tú del que usa el ejército americano tras el 11-S.

No es, ni más ni menos, que el que tienen las mujeres al entrar en una tienda de ropa y complementos.

Es poner un pie en ellas, y cada una se dispersa hacia una zona distinta de la misma, pero eso sí, sabiendo en todo momento donde está la otra, y si hace falta pedir opinión sobre algo, zas, se encuentran de forma casi automática.
Estáis conectadas a una red telepática a la que no podemos acceder los hombres, verdad??.
Yo esto lo he observado desde mi postura de museo (véase, manos en la espalda, paso lento, casi cansino y mirada escrutadora sobre la zona a observar).

Para que luego digan del radar de los murciélagos… Nada, unos simples aficionados.

Besos para ellas y un abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

(Visited 14 times)
LOS HORROROSOS
UN NUEVO MUNDO. LA NEVERA