Escribo esto, como siempre he querido hacer: sentado en un bar, aprovechando un rato que tengo libre, mientras tomo un té caliente. Mirando por el ventanal buscando inspiración, al igual que hacen los grandes escritores y columnistas.

Sé que este concepto es erróneo –producto sin duda de la imagen que ha inoculado en nuestros cerebros la cultura pop–, y que la verdad más probable es que nadie escriba así, casi sin querer, y en ese ámbito “idílico” (lo entrecomillo, porque realmente de idílico tiene poco, dado que o tienes una gran capacidad de abstracción, o es imposible concentrarse con la cantidad de ruido que hay alrededor).
Pero qué bonito es imaginárselo, ¿verdad?

La realidad más probable es que se escriba desde la redacción del medio para el que se trabaja –o desde la propia casa de cada uno, si es que lo hace como freelance–, en una mesa embarullada, y haciendo otras mil cosas al mismo tiempo, en un ejercicio de multitarea típico de los tiempos que corren. Y contrarreloj, dado que las horas de cierre de edición son muy estrictas.
Pero ¿quién quiere vivir la realidad tan a pie de calle pudiendo vivir la otra, aunque no sea 100% demostrable?

Anoche estuve viendo ese programa con encanto llamado Ochéntame otra vez, y en él decían que los 80’s vivían bastante de la nostalgia –que no deja de ser una realidad imaginaria–, pero que en muchos casos las canciones sí eran realmente excepcionales. Por lo tanto, ¿cuánto hay de verdad en ese imaginario colectivo que idealiza las cosas?

Me atrevería a decir que bastante, dado que algún motivo tiene que haber para que algo cale así de profundo en la mente de tantas personas.
¿Así que por qué no aplicar un silogismo al tema de la escritura, y dar por bueno que los grandes escriben así, dado que esa es la imagen que muchos tenemos de ellos?

Siempre fui mal estudiante de filosofía, así que tampoco estoy muy seguro si eso se puede hacer así, dado que no recuerdo bien las normas básicas para crear un silogismo con varias premisas. Pero algo tengo claro, sea o no ésta la mejor forma de escribir, el rato que he pasado ha sido muy satisfactorio, me ha gustado escribir así, y sobre todo, a las malas, si no consigues redactar nada potable, por lo menos te puedes tomar un vermú rico mientras lo intentas.

 

Besos para ellas y un abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

 

P.D.: por cierto, esto lo he escrito desde El Bowie, el cual, además de haberme ofrecido una tortilla muy rica, me ha puesto una música tan buena que no ha sido necesario ponerme la mía propia a través de los auriculares.

(Visited 171 times)
AL PAN, PAN, Y AL VINO, VINO
LAS MUJERES QUE ANDAN A CÁMARA LENTA