LAS MODAS

LAS MODAS


Buscando en uno de mis cajones de sastre, ha aparecido una cosa que me ha traído a la memoria cuantas cosas son tan efímeras como la fama de los Triunfitos.
Encontré la pulsera de la Fundación Lance Amstrong contra el Cáncer.

Madre mía con las pulseritas de silicona, la que se dio!!
Pero si la había de todas las causas, colores y sabores.
Algunos sí que tenían en cuenta tales causas, pero para mí que otros muchos, sencillamente apoyaban aquellas que sencillamente mejor le combinase con la ropa que iba a llevar, o con el resto de pulseras.
Los bares hicieron, los periódicos dieron, y las bebidas, por supuesto.
Hasta el Señor Ramón hizo unas diciendo “Yo lo veo todo” (será voayer el tío!!)

En su día fueron los Acid House los que estaban de moda, pero también las bandanas al cuello, que luego se subieron a la cabeza para hacerse pañuelo pirata, luego volvieron a bajar hasta la altura del muslo para ejercer de pañuelo-¿torniquete? E incluso se metieron entre las trabillas del pantalón para ser cinturón (Madre mía que de usos, parece una navaja suiza).

También, unos cuantos años atrás, se iba a todas partes con la carátula extraíble de la radio del coche.
Vamos, que si ibas sin ella, la gente te miraba raro como diciendo:
“Mira ese, no tiene coche”

Y que me decís de las camisetas de Guru o de Bloom??
Y las de Babieca Eñe??
Había que tener una como fondo de armario. Era prenda imprescindible tanto o más que los vaqueros, aunque algunos nunca seguimos esa corriente dada mi cierta aversión hacia las camisetas (dado que mi cuerpo litoral no aconseja demasiado marcar cierta zona). Además donde estén las camisas que se quite todo!!

Y las Puma??
Eh!!
Me estoy dando cuenta que tampoco tengo yo de esas, pero al contrario que con las camisetas, si que he intentado tener alguna, pero no me veía yo. No me veía…
Esas mismas luego derivaron a ciertos modelos que se parecían más a las zapatillas que podría llevar Spiderman, pero bueno, la moda es la moda.

Ahora lo que mola es llevar los pantalones a la altura de los tobillos y así poder lucir con todo orgullo los calzoncillos.
Que se vea bien la goma, que es lo que mola, y más si tiene algo escrito.
Se podía apuntar el teléfono, para por si acaso y la dirección, lo cual podría venir bien en más de una ocasión. E incluso “Vendo coche. Razón la persona portadora de estos calzoncillos”.

De nuevo no sigo dicha corriente, lo cual me hace llegar a la deducción que soy un tío menos actual que el que dice “Efectivi Wonder”.
Qué le vamos a hacer. Igual también es moda no seguir las modas.
Eso sí, tengo Ipod y Wayfarer.
Algo es algo, no??

Besos para ellas y un abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

(Visto 6 veces)

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS COLUMNAS