MARZO DEL 96

MARZO DEL 96

Tiempo de lectura: 3 minutos

Grabo por la mañana esto.
Por la tarde, mi amigo Pitu me dice, mientras lo escucha:
– Estoy ahora mismo en El Maderal tomando un Cutty Shark cola.
En un acto de egocentrismo propio de un malo de James Bond, me pongo mi propia lista para escucharla.
Y aquí estamos los dos, en la barra de El Maderal, intentando ligar con Magdalena…

Usando de nuevo sus palabras, “Es brutal la fuerza de la música”; y no puedo por menos que apoyar 100% tal afirmación, en vista que ahora mismo estamos con nuestras camisas de Ralph Lauren lanzando una moneda al aire para jugarnos la copa a cara o cruz.

Quién pudiese, aunque sólo fuese por unos instantes, hacer ese salto temporal de verdad.
Y ya no para corregir todo aquello que hicimos mal y que nos hubiese gustado hacer bien, no. Me valdría, incluso, aunque hiciese de nuevo las mismas bobadas, y cometiese los mismos errores.
Porque, al fin y al cabo, tan mal no lo habremos hecho cuando en la actualidad no nos va mal del todo, ¿No?

Lo único que pediría, de poderse hacer, es tener a la vuelta una ligera conciencia de haberlo hecho. Simplemente por tener el recuerdo del goce y del disfrute un poquito más fresco.

Una semana en el pasado. Sin miramientos éticos, ni objetivos de mejora mundial, ni personal.
Una semana para disfrutarla y volver a vivir todo aquello que no hacemos más que recordar como glorioso.

La cuestión es si sólo viviríamos lo bueno, o también aquello que no lo era tanto, y que nuestra memoria, por selectiva, se ha encargado de borrar.
Vale que es mi fantasía y la puedo hacer a mi gusto. Pero yo creo que sería necesario un poco de ambas realidades. Ya no sólo para desmitificar el pasado, sino para valorar un poco más el presente. Porque de aquel sólo nos quedamos con los pros, y parece que de éste, sólo con los contras. Y esto es un poco injusto.

A partir de aquí, vamos a jugar un poco con teorías físicas (no os asustéis, porque no tengo ni idea de física, así que tampoco vamos a crear ninguna muy concienzuda).

Tenemos un grato recuerdo del pasado. Volvemos a él para disfrutarlo de nuevo, pero nos encontramos, no sólo con las cosas buenas que recordamos, sino con las malas que hemos olvidado. Estamos de vuelta, y somos conscientes de los acontecimientos vividos.
¿Seguiríamos pensando tan positivamente de él o lo convertiríamos en una época exactamente igual a la que vivimos en la actualidad, con la única diferencia que sucedió unos años antes?

Una actualidad, además, que es probable que en unos años esté tan idealizada como aquella.
¿Se convierte en buena por méritos propios o por desméritos del futuro que está por venir? ¿O simplemente porque vamos a volver a hacer limpieza selectiva de ella, y la vamos a dejar mas pulida que el perfil de una influencer de Instagram?

Me está empezando a doler la cabeza de tantas vueltas como le estoy dando a algo que no va a suceder. Y que todo su recorrido va a ser el que ha hecho de mi cabeza a estas líneas.
No valdría yo como físico teórico. Está claro.
Como mucho, como filósofo. Pero teniendo en cuenta que el único cero que he sacado en mi vida, fue en esa asignatura (realmente supe escribir bien mi nombre, y tuve un 0’5), tampoco depositaría muchas esperanzas en un nuevo giro laboral en mi vida.

Mientras tanto, igual preparo una lista nueva, que la próxima semana me apetece tomarme una Foster’s en Shadracks.

 

Besos para ellas y un abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

P.D.: ahora más que nunca, si te gusta lo que lees, comparte. De la forma que sea, da igual.

(Visto 633 veces)

Comparte este post

Comments (4)

  • Agus Reply

    Gran reflexión, amigo Paty. Como siempre.
    Soy de tu opinión: todas las épocas, hasta las que recordamos como más gloriosas, tenían sus momentos más negros que nuestra memoria selectiva ha arrinconado.
    Pero supongo que ya en la universidad diríamos cosas como “la del cole si que fue una epoca buena y no ésta”. Y luego incorporados al mundo laboral diríamos eso de “es que como en los años de la universidad… sin responsabilidades ni horarios…”. Y así sucesivamente.
    Pero tenemos una responsabilidad: hacer que los momentos gloriosos sigan. Aunque el hígado ya no tolere los excesos como entonces. Aunque la artrosis nos vaya agarrotado los músculos, no caigamos en el error de privarnos de momentos únicos que dentro de 10 años recordemos como gloriosos.
    Yo, desde luego, en ello estoy.

    04/03/2021 at 8:04 pm
    • Paty Varela Reply

      Exacto, Agus!!
      La memoria, simplemente, nos protege y nos evita malos tragos.
      Por lo tanto, que nuestros cuerpos artrósicos y nuestros maltrechos hígados, sigan buscando momentos gloriosos, que los que salgan mal, ya se encargará la memoria de borrarlos.
      Un abrazo!!!

      04/03/2021 at 8:08 pm
  • Paloma Reply

    Me ha chiflado! Yo sin duda volvería a mi época universitaria. Siempre digo que fue la mejor época de mi vida, aunque a estas alturas (y edades) no sé yo si sobreviviría ahí metida una semana…
    Aunque me has hecho (re)pensarlo con perspectiva y la verdad es que desde que he vuelto a vivir a Madrid, me siento muy feliz… Aunque diciembre de 2020 me quitó lo que más quería en este mundo y me ha dejado un agujero en el corazón que siempre estará ahí, pero eso es parte de la (a veces muy jodida) vida.
    A lo mejor lo que yo necesitaba no era volver al pasado, era volver a Madrid 🙂
    Súper post que ha hecho pensar a esta cabeza rubia, GRACIAS!

    05/03/2021 at 11:12 am
    • Paty Varela Reply

      Gracias, Palo!!!
      Lo primero, aunque este no sea el medio para contar cosas personales (y al no tener otro), lamento esa pérdida que desconocía, y te mando un abrazo enorme.
      Lo segundo, es que ya te digo yo, desde la senectud, que si volviésemos a la época universitaria, una semana la aguantaríamos sin problema. Más, ya no estoy tan seguro.
      Y para acabar, me alegra saber que lo que te hacía falta era volver a Madrid –algo más mundano que los viajes en el tiempo, y por lo tanto más accesible–. Aunque líbreme Dios de insinuar siquiera que lo otro no lo pudieses haber hecho, de habértelo propuesto!!
      De nuevo, gracias, influencer de palo!!

      05/03/2021 at 11:29 am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS