MIS CANCIONES: LO ECHAMOS A SUERTES

MIS CANCIONES: LO ECHAMOS A SUERTES

MIS CANCIONES: LO ECHAMOS A SUERTES

No tengo claro si para mí Ella Baila Sola es un placer culpable o un placer muy culpable.
Lo que tengo claro es que tengo todos sus discos (que tampoco son tantos), y me sé casi todas las letras de sus canciones mejor que la alineación del Madrid de la 7ª.
Como me acabo de comprar su primer disco de nuevo, que he visto que existe en vinilo, diremos que es un placer muy culpable.

Fue la España de los 90 un país con gran afición a llenar nuestras listas de éxitos por cantautores sesudos como Ismael Serrano, Pedro Guerra, Tontxu, o aquella mujer con gafas que tuvo un par de éxitos y de cuyo nombre no puedo acordarme porque, al hablar de aquellos años, El Talismán de Rosana ha entrado como un trueno en mi cabeza, impidiendo que se me active la memoria.
Y también coronamos a Sonia y Selena, digo, Marta y Marilia (¡por favor, sal de mi cabeza, Talismán!).

Sí, la primera vez que me fijé en ellas fue porque las vi por TV y me parecieron muy guapas.
Con 20 años, mi detector musical no sólo percibía señales por el oído (y demasiado que percibía algo por el oído, y no sólo por el resto de receptores).
Sus pantalones de cuero, y aquellos brazaletes a imagen de la Cleopatra de Mankiewicz, fueron demasiado para mi débil fuerza de voluntad.

Pero además de belleza, había también dos voces acompañadas de guitarras.
Canciones sencillas de esas que emboban a adolescentes –y a los que creíamos que ya no lo éramos–, con cuatro acordes repetidos en formato estrofa, estribillo, estrofa, estribillo… Vamos, lo que viene siendo, de nuevo y desde tiempos inmemoriales, la música pop.

Y ésta en particular fue su carta de presentación. Con un vídeo en blanco y negro que parecía grabado en la casa con patio de un amigo, después de comer, cuando sacas la guitarra al calor de unos  whiskys con hielo.
Era una canción trampantojo, si es que eso existe, porque no hace falta ser cruel siempre, sino que se puede disimular la apatía y la desidia con unos cuantos Sol, La y mi menor (que siempre queda bien para otorgar seriedad a la música).

Canciones para enamorarse ya teníamos muchas. De las de cortarse las venas porque las canciones para enamorarse habían hecho su función en quién amábamos, pero cantadas por otro, también.
En cambio ésta era la canción de «con lo que me gustabas, lo poco que me gustas ahora. Eres más aburrida que un documental de esponjas marinas. Mira, no te dejo porque me da hasta pereza decírtelo. Así que lo vamos a echar a cara o cruz, a par o impar, o a ‘si encesto este papel en la papelera, lo dejamos’, tía sosa«.
Todo esto dicho con armonías más propias de una canción de misa que de una canción pop.

Y en esto Marta y Marilia fueron unas reinas capaces de alargar su reinado durante un lustro.
Un reinado que les llevó a que tipos como yo fuésemos capaces de pedir sus canciones en los bares, pincharlas cada vez que nos dejaban sitio en una cabina, y hasta capaces de comprar horribles DVD’s de sus actuaciones (los cuales, de vez en cuando, vemos de nuevo. En estado de semiclandestinidad, con el volumen bajito y a oscuras, no sea que alguien se entere que lo estamos haciendo).

Así que aunque pueda que lo dijese con la boca pequeña antaño, ahora no tengo miedo a decir que larga vida a Ella Baila Sola.
Grupos así son como la sal en la dieta, necesarios, aunque no en exceso.

Por cierto, el talismán de tu piel me ha dicho, que soy la reinaaaaaaa de tus caprichos. Yo soy el as de los corazones, que se pasean en tus tentaciones
A ver si os creéis que me iba a pasar el día tarareando la canción yo sólo.

 

Besos para ellas y una abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

P.D.: 20 años después, aún no tengo claro quién me gustaba más de las dos. A días una, a días otra, y la gran parte del tiempo, las dos a la vez. Es lo que tienen los 20 años, que energía y testosterona se tiene a raudales.

(Visto 144 veces)

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS COLUMNAS