PASEANDO POR MI PATRIA


Tiempo de lectura: 3 minutosTiempo de lectura: 3 minutos

Qué mejor manera de honrar a mi patria que salir desde primera hora a pisar el suelo del país que me vio nacer y me acoge.

También os digo que no haberme acordado de apagar la alarma anoche, me ha ayudado un poco a esa honra desde más pronto de lo que hubiera deseado en aun primer momento.
Pero ya que estaba ¡Arriba!

Ducha, casa recogida, lavadora puesta, desayuno tranquilo, y listo para salir a la calle (si todo esto lo hubiese grabado, editado, y puesto de fondo “relax jazz”, me daba para empezar la carrera youtuber).
Como he visto que hacía lo que en Valladolid llamamos relente, y en el resto de España frío, he recuperado mi visera, y me he calzado los auriculares de invierno.

Gracias a que Valladolid y Colón tienen una relación especial, entre otras cosas porque aquí decidió el Gran hombre genovés expirar su último aliento, he decidido que el paseo me tendría que llevar, en un momento u otro, a la casa-museo en su honor.
La recuerdo con especial cariño porque era “la casa con un barco” que veía cada mañana, cuando el autobús me llevaba a aquellas Discípulas de Jesús que me acogieron en mis primeros años de formación educativa.
Con el tiempo descubrí que aquel barco era la Santa María. Y que en ella se llegó a América, en un tiempo en el que no se podía hacer con Iberia, desde 499€.

Creo que no somos conscientes de la importancia de dicho hecho. No lo valoramos de manera justa.
Y ya no es que no lo valoren en el mundo, cosa que se podría achacar a una cuestión de orgullo, sino que no lo hacemos ni nosotros mismos. Hemos dejado que poco a poco se haya diluido como un azucarillo en un vaso de agua uno de los mayores logros de España.

Lo que nos ha gustado siempre destruir a nuestros verdaderos ídolos…
Y todo mientras creamos a otros de barro. Tan inestables como inconsistentes. Tan mamarrachos e impresentables, que dan vergüenza.
Aunque allá cada uno con sus filias. Si está vida es un continuo aprendizaje, de esos poco vas a aprender.

Hoy, durante el paseo, me he cruzado con bastante gente mayor. Y al pasar a su lado, me han entrado irrefrenables ganas de pararme a charlar con ellos. Con la simple, pero a la vez valiosa, intención de oírlos contar sus vivencias.
Porque bien está conocer la historia general de España. Pero también es muy instructivo conocer la particular de sus gentes. Muchas enseñanzas se pueden sacar de ellas. Y muchos errores se pueden evitar si se conocen los resultados que provocan ciertos actos.

 

Y así ha empezado este 12 de octubre, Día de la Fiesta Nacional.
En un rato, me meto en cocinas para seguir puliendo mis actitudes de youtuber. Pero antes me voy a meter otra pequeña píldora de historia, esta vez en forma de capítulo de “Aquellos maravillosos años”.
¡VIVA ESPAÑA!

 

Besos para ellas y un abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

(Visto 59 veces)

Comparte este post

Comments (2)

  • Palo Reply

    Viva España, Viva el rey, Viva el orden y La Ley.
    Cuánta razón! Estamos (están) intentando destruir a los verdaderos ídolos, para subir al pedestal a gentuza, cuyo único hito es increpar a las fuerzas de Seguridad, por ejemplo.
    Y me callo, porque me enfado y todavía es muy temprano.

    13/10/2021 at 8:55 am
    • Paty Varela Reply

      Pues sí, mejor no enfadarnos desde primera hora, que si no el día se hace muy largo.
      Viva Palo!!

      13/10/2021 at 9:14 am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS