SUSURRA SEPTIEMBRE

Me encanta septiembre, y lo diré las veces que haga falta, y delante de quien sea, entre otras muchas cosas, porque es el mes en el que nací, hace ya una cantidad de años a empezar a tener en cuenta.

Al igual que las editoriales eligen estas fechas para lanzar sus  fascículos, algunos elegimos este mes para seleccionar cuáles serán nuestras propias colecciones a completar.

Algunos emprenderán por fin esa aventura que año tras año se plantean, pero que al final por cobardía, pereza o poca confianza en uno mismo, nunca se deciden a realizar.
“Possunt quia posse videntur”, y eso es algo que deberíamos llevar grabado en nuestro interior, y que nunca deberíamos olvidar. Sólo así conseguiremos muchas veces dar ese paso.
(Yolanda, muchísimas gracias por la cita, que tan bien me ha venido recordar)

De nuevo, saldremos a buscar al amor de nuestra vida. Es el momento para ello. Se ha ido el calor del sol, y qué mejor que el calor humano para suplirlo.
La media luz que acompaña el atardecer hace que la mujer esté más bella que nunca. Éste puede ser el mejor momento del año para encontrar a alguien con quien tener “nuestra canción”, y poderla oír todas las veces que sea necesario, a su lado.
Busquen, no tengan miedo.

Por supuesto, querremos restablecer el orden en nuestro cuerpo tras esa orgía continua en la que ha vivido los dos últimos meses.
Y con esto no me refiero sólo a recuperar la esbelta figura de junio (quién la tuviese), sino también a volver a poner en forma nuestro cerebro. Porque sí, al cerebro también hay que mantenerle en forma, y no basta con comer rabos de pasas.
Démosle actividad suficiente para conseguir que seamos un coloso en lo intelectual, al igual que lo queremos ser en lo físico.

Que cada uno seleccione sus propias colecciones, porque hay muchas para elegir. De hecho, tantas como metas y sueños tengamos cada uno.
Muchos sólo comprarán los dos primeros fascículos, porque suelen venir juntos, y se animarán con el tercero por aquello de la inercia, pero acabarán dejándola a la mitad.
Pero otros la conseguirán acabar y eso supondrá , igual no un gran paso como el de Amstrong, pero sí uno lo suficientemente bueno como para sentir que avanzamos en la vida al ritmo que nosotros mismos nos marcamos… o tal vez al que nos susurra septiembre.

 

Besos para ellas y un abrazo para los demás.
Se os quiere y los sabéis.

(Visto 46 veces)

Post a Comment