UN TIPO CURIOSO

Últimamente, me parece que escribo muy a menudo en plan homenaje, pero es que este año nos han dejado tres personajes a los que apreciaba de manera especial.

Primero fue el mundo de la música el que se quedó huérfano con las pérdidas de Antonio Vega y Michael Jackson (dos grandes genios, cada uno en su estilo), cuyas muertes, por desgracia, tampoco es que fueran muy sorpresivas dado la vida que llevaban.

En cambio, el pasado viernes, saltó la sorprendente noticia, dado que nadie (o casi nadie, dado que la verdad suprema no existe), se la esperaba.
Nos dejaba otro genio, en este caso de la comunicación.
Un personaje curioso, un maestro de la palabra, de los motes y las frases rechiscantes.
El único que ha sacado más expresiones a la calle que el propio Chiquito.
Vamos, que se nos ha ido lo que el mismo describiría como un ¡¡JUGÓN!!.

Andrés Montes, pero cómo nos has hecho esto!!
Nos has dejado huérfanos a los amantes del deporte (sobre todo del baloncesto), de esas retransmisiones tuyas que hacían que ver un Clippers-Oklahoma Sacramento-Wizards fuese un espectáculo, porque si el partido no era lo que se dijese divertido, ya te encargabas tú de contarnos las historias más dispares, que hacían que 3 horas de partido hasta se hiciesen cortas.
Poca gente sabía de música como sabías tú, y si no, ya estaba tu querido ¡¡Daimiel!! para ganarse su mote de “Crónica Rosa” con sus historias.
Montes y Daimiel, Daimiel y Montes. Qué gran pareja.
Tan distintos y por ello tan complementarios. Tanto, que la edad que les separaba daba igual, invirtiendo incluso los papeles y haciendo el mayor de pequeño y el pequeño de mayor.

Desde hoy, Rudy no volverá a sacar su fusil, McGrady no volverá a ser tan bueno, el artículo 34 va a ser derogado, porque nadie podrá volver a hacer lo que quiera cuando quiera y porque le de la gana (ni por supuesto presidirá el consejo de administración de Gepetto Brothers, faltaría más!!)
Mr. Catering no volverá a llevar el balón de canasta a canasta y hacer más bandejas ni podrá enseñar a Ricky Bussines todo lo que le hace falta para terminar de ser un grande.
Y quién va a traer ahora el Oro, una vez que quedó claro que no estaba en Moscú sino en Polonia… Espero que tu querido ET, el cual ha lamentado profundamente tu muerte.

Sólo con tus expresiones, me daría para llenar infinidad de blogs, pero eso sería apropiarme de tu genialidad.

Hay quien decía que eras insoportable retransmitiendo un partido, porque no hablabas del deporte como tal, pero eso a mí no me importaba, esa información ya me entraba por la vista, en cambio aprendí muchas más cosas oyéndote a ti, entre otras a saber ser siempre uno mismo, a pesar de las críticas que puedas oír a tu alrededor.
Ahí justamente residía tu grandeza.
Siempre has hecho lo que te ha dado la gana, sin molestar a nadie y defendiendo aquello en lo que creías, lo cual te llevó a crearte detractores, sí, pero en estos días se ha demostrado que ganaste muchísimos más seguidores, fans y personas que te admiraban realmente.

Desde luego una pena el habernos dejado así, sin más, de repente, una noche de viernes, esas que tenías reservadas para deleitarnos con tus retransmisiones de la NBA.
Tendría que ser así, está claro, pero esto no se hace, hombre!!

Si está claro que todos los jugones siempre sonríen igual, esa sonrisa tuya, no podía ser otra que la de un… JUGÓN!!

Descanse en Paz, Andrés Montes, y que allí donde estés sigas disfrutando de la vida, la cual puede ser maravillosa, aunque para algunos de nosotros será un poco más aburrida sin ti.

 

Besos para ellas y un abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

(Visto 47 veces)

Comments

Post a Comment