HOTEL JORGE JUAN


Tiempo de lectura: 5 minutosTiempo de lectura: 5 minutos

Se acerca la Navidad.
Época de ilusión. De sueños y anhelos.

Uno de ellos, en mi caso, sería ser invitado al Hotel Jorge Juan, de Don Javier Aznar.
Aunque dado que como aprendiz de mucho, soy maestro de poco, no hay nada que me pudiese llevar allí de manera justificada, fuera de mi capacidad de no recordar casi ningún dato concreto, y de haber perdido la capacidad de hablar de seguido, que diría Don José Luis Garci.

Así que como vergüenza me empieza a quedar poca, me voy a inventar esa supuesta entrevista, gracias a una recopilación de algunas de las preguntas de su Cuestionario Proust.

La pena es que no tendré los comentarios que el mismo señor Aznar hace a algunas de las respuestas de sus invitados.
Pero… Allá vamos!!

 

– ¿Cuál es tu idea de felicidad perfecta?

Disponer del tiempo sin prisas ni urgencias. Sin preocupaciones.
Lo que no significa no tener nada que hacer. Si no simplemente poder hacer todo sin prisas.
Quizá es una de los mayores deseos de un autónomo.

– ¿Cual es tu mayor miedo?

Probablemente, y en relación con lo anterior, tener tantas preocupaciones que me llevasen a no poder disfrutar ni de mi tiempo ni de mi vida.

– ¿Un rasgo que no te guste de ti mismo?

Lo que tardo en decidirme a hacer cosas importantes.
Luego lo acabo haciendo todo, pero tal vez no con la celeridad requerida.

– ¿Un rasgo que no soportes de los demás?

La impuntualidad. Me molesta sobremanera, porque puede que yo sea excesivamente puntual.
Tampoco soporto el que la gente no sepa andar por la calle. No que vayan despacio, no –porque cada uno anda a la velocidad que le apetece–, sino que interfieran el correcto andar de los demás.

– ¿Cuál sería tu última cena?

Tras mi reciente paso por la nutricionista, tendría que ver qué día de la semana sería para poder contestar. Eso sí, siempre habría que incluir un yogur desnatado sin lactosa…

– ¿Una película o serie en la que te hubiese gustado estar?

Me hubiese encantado vivir en el Innisfree de El Hombre Tranquilo, o en el NYC de Mad Men.

– ¿Una app que usas habitualmente y que te sirva para tu trabajo?

Las apps del móvil valen para todo menos para ayudar a trabajar. Como mucho, las notas para apuntar ideas.

– ¿Cuál es tu mayor pesar?

Creo que lo he contado más de una vez. Aunque acabé los estudios, no lo hice en tiempo y forma.
Tengo pesares más personales, pero esos no los podía haber puesto remedio yo, así que de nada vale hablar de ellos.

– ¿Cuándo y dónde fue más feliz?

En La Granjilla, que era una urbanización en la sierra madrileña donde veraneaba de pequeño. Mi año de COU en el Sanjo fue una auténtica pasada.

– ¿Qué talento le gustaría tener?

Tocar con destreza algún instrumento. Preferiblemente el piano y la guitarra.
Puntualizo con destreza, porque tocarlos mal ya sé. Además, cada vez más, y peor. Soy un hacha en eso.
Si me salgo de lo prosaico, cualquier instrumento de una sinfónica, sólo por formar parte de ella y conocer mundo mientras actúo en distintos países, en los que aprovecharía para hacer muchas fotos y así crear un fotodiario (¿Existe fotodiario?)

– ¿Cuál considera que es su mayor logro?

Ser buena persona.
Nunca lo digo, pero lo soy. Y debería decirlo más, sobre todo a mí mismo.

– ¿Cuál es el concierto del que guardas mejor recuerdo?

El mío, con mi primer grupo 5 de julio (posteriormente,The Indians), en la verbena del Sanjo del año 92. Tengo apuntada la fecha en una carpeta antigua, porque como bien he dicho antes, ya no retengo ni un dato.
De otros, la primera vez que vi a Springsteen. En Gijón. Y desde entonces, muchas más.

– ¿Dónde te gusta escribir?

A pesar de haber intentado hacerlo en varios sitios, nada mejor que en mi dormitorio. Con la luz de un cartel de Coca-Cola que tengo en la pared. Y casi siempre con jazz o cualquier ruido blanco de esos que tanto me gustan.

– ¿Tu último gran viaje?

Grande, grande, mi último y casi mi primero. NYC hace un par de años.
Fue perfecto. Por el sitio, el momento, y sobre todo por la compañía. Sin duda, tengo que repetir.

– ¿Un olor favorito?

Ahora mismo, el del pinsapo y el musgo del Misterio. Es el olor de la Navidad.

– ¿Una palabra que digas o escribas demasiado?

No soy consciente, pero creo que digo mucho “mocito” y “mocita”, de manera cariñosa. Uso mucho la expresión “Viva!!”

– ¿Un desayuno favorito?

Tostadas con mantequilla. Y de vez en cuando, porras.
Aunque como tengo que tomarlas con café descafeinado y leche desnatada sin lactosa, sólo por no pedirlo, acabo desayunando un pincho de tortilla y una Coca-Cola.

– ¿Una posesión preciada?

El vinilo de la película “Almost Famous“, y el de la primera edición de “Diciembre” de Leiva.
También guardo con mucho cariño las baquetas con las que toqué en mi primer concierto reseñado anteriormente.

– ¿Cual es tu estado de ánimo actual?

Inquieto. Estoy maquinando cambios en mi vida.
He de decir que inquieto no tiene para mí un significado negativo.

– ¿Un mentor?

Más que mentor, tengo confidentes a los que contar mis miserias.
Y he de decir que son muy buenos. Y discretos, de ahí que prefiera no decir sus nombres.

– ¿Un lema que tengas en la vida?

“Cuando todo está perdido, sólo queda molestar”.
No lo pongo nada en práctica. Pero he de reconocer que me mola demasiado como para no usarlo cuando me preguntan por uno.

 

Besos para ellas y una abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

(Visto 66 veces)

Comparte este post

Comments (2)

  • Palo Reply

    TOP! Casi me da algo al ver el logo del Hotel Jorge Juan y ya estaba abriendo mi app de Podcast para escucharte, pero después… Mucho mejor tu autointerview! Eres muy crack! Te mereces ir al Hotel, a La Cope y a dónde quieras!

    19/12/2021 at 8:45 pm
    • Paty Varela Reply

      Jajajajajajajajaja
      Siento haberte creado falsas esperanzas.
      Quizá es un poco egocéntrico esto que he hecho, pero mira, cada uno busca la felicidad como puede y le dejan, ¿no?
      Lo de la COPE, pues nada, hablaremos con “Herrera, Carlos” a ver si hay alguna opción. Como ahora están con el Belén viviente, quizá de pastor, o de segunda langosta, tenga sitio.
      Gracias, Palo!!

      19/12/2021 at 9:12 pm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS