Post

Domingo por la tarde de un ya avanzado septiembre. La única luz que ilumina la habitación es la que desprende la pantalla del ordenador mientras escribo. Las ventanas están cerradas a cal y canto. Anoche hubo batalla. Evitar cualquier perturbación en

No creo que la apertura de la cámara mortuoria de Ramses II produjese tanta emoción como la que tuve yo al descubrir que unas cajas con cassettes antiguas mías –que pensé que en su momento se habían ido al pozo

Los que tendemos a escribir del pesado pasado, estamos siempre recordando (es lo que tiene hablar de un tiempo pretérito). Y a mí me acaba de venir a la cabeza aquella época en la que usábamos llaveros para las llaves